Gonzalo E. Díaz Murillo MD.

Doctor en Medicina y Cirugía

                      ultrasonido - telemedicina

U. Nacional de Colombia

Tel 571-2487018, 57-3102536047    

Conferencista

 
     

 

 


Conferencias

Entrenamiento en Ecografía - Ultrasonido
Entrenamiento en Ultrasonido - Ecografía

Próstata

Asesoría médica en demandas en salud

La mujer


Telemedicina


Infertilidad

CMP-Infertilidad


Abdomen

Otros temas

 


Cartel de Radiología

2da opinión médica puede salvar su vida

 

Hipertensión arterial

La Hipertensión arterial es una de las enfermedades más frecuentes y suele causar graves complicaciones, incluso la muerte, si no es tratada oportuna y satisfactoriamente. Se le conoce como el mal del siglo pues el estilo de vida actual ha facilitado su aparición.

La hipertensión tiene múltiples orígenes y se suele catalogar como hipertensión esencial cuando no es posible determinar su causa, lo cual es frecuente debido a la dificultad del diagnóstico por los medios usuales. En estos casos se suele culpar a muchos factores como el stress, el alto consumo de sal y la obesidad.

Ello ha llevado a que sólo se formulen los medicamentos para reducir la presión arterial los cuales se conocen como antihipertensivos. Estos tienne severos efectos secundarios como  impotencia, hipotensión, falta de concentración, cansancio, etc.

La hipertensión secundaria tiene orígenes bien definidos como son la enfermedad renal, feocromocitoma, síndrome de Cushing, aldosteronismo primario, hipotiroidismo, mixedema, coartación de la aorta e ingestión de anticonceptivos hormonales, y otros menos conocidos.

Existen otros tipos de hipertensión  como la hipertensión renovascular y la hipertensión maligna (nefroangioesclerosis maligna).

El hecho de existir tantas posibles causas de aumento de la presión arterial  hace que el tratamiento adecuado sea muy difícil de establecer con los exámenes de laboratorio usuales. Esto hace que la mayoría de pacientes hipertensos terminen tratados con dietas bajas en sal, grasas, harinas y azúcares, e recibiendo antihipertensivos y tranquilizantes. 

Para tratar la hipertensión arterial debe hacerse un diagnóstico preciso, pues los tratamientos de '"ensayo y error" no solamente resultan costos , sino que además resultan peligrosos e inútiles. El medio diagnóstico ideal es aquel que abarque el mayor número de probabilidades y que sea lo más preciso y sensible, como el CMP.

consúltenos